Before or after pornography- Carolina Bonfim

La pantalla del ordenador se convierte en una ventana. Hoy vivimos con la exposición de la intimidad, en la idea de “interacción social” cuya obsesión radica en la devolución de miradas. Somos personajes mediáticos que solo existimos cuando somos mirados. Ante nuestros ojos se entremezclan dimensiones distintas de experiencia de vida, del sentido y del tiempo, fragmentos que recortan trozos del mundo, de una realidad existente que refleja estas relaciones en las cuales estamos metidos.

Before or after pornography es fruto de esta forma de relacionarse, es el hueco distorsionado o menos agradecido de estos personajes anónimos que se conectan a una pantalla para existir en el mundo. A través de esas “ventanas” virtuales se pueden observar los momentos más íntimos del “actor”, y no son precisamente los momentos sexuales, sino aquellos donde se puede observar el interior de su casa, de su habitación o incluso su cama en periodos de ausencia… Aparentemente no pasa nada, la imagen “vacía” nos va mostrando aquello que en inicio no era objetivo de la web, convirtiéndonos en espectadores del espacio privado, sin embargo, estas imágenes son recortadas y forman parte de una elección de aquel que ahora nos enseña, y que previamente ha estado “alojado” en aquel ambiente

Gris García: ¿Cómo surge el proyecto de before or after pornography?

Carolina Bonfim: En un primer momento me interesaba la relación entre transmisiones en directo y pornografía, y este encuentro con una multiplicidad étnica-sexual en la cual personas de todo el mundo se conectan para transmitir sus fetiches, cuerpos, sexo o simplemente ser un voyeur e interactuar por chat con los “protagonistas”. Estas webs tienen condiciones de acceso muy definidas, si acaso la persona transmite algo que no sea pornográfico/erótico, esta puede recibir una denuncia de los propios usuarios y tener el IP de su ordenador bloqueado.

Sin criterio o metodología, empecé a componer un archivo de videos, a través de la captura desde la pantalla de mi ordenador, capturando el vacío entre las “acciones” sexuales, imágenes estas en las cuales se podía ver una cama vacía con sábanas revueltas, un salón con la ventana abierta y la cortina volando, un tendedero en el campo lleno de ropa o un salón en lo cual se presencia una mesa con el desayuno puesto. Al cabo de cuatro meses tenía un archivo extenso, con más de 500 videos. Pasé a probar un montaje con este material, de modo que Before or after pornography es una pequeña parte de este archivo.

GG: Esta web donde podías observar un sin número de personajes podía ser para ti una especie de espacio donde observar las cosas que te interesan ¿Cuáles eran tus filtros para observar?¿Cómo se construye la selección de imágenes?

CB: Aunque que en algunas páginas webs puedes seleccionar la transmisión por género, temáticas, edad, idioma, etc, mi elección era aleatoria, me incitaba lo más imprevisible. Buscaba transmisiones que me generaran un estado de suspensión; que las lecturas pudiesen pasar por diferentes recorridos, estableciendo un punto de convergencia/mediación que posibilitaran a través de mi imaginación completar mi propia secuencia de estos mundos transmitidos delante mío.

GG: Cuando hablas de esta pieza como un apunte hacia las formas de relacionarse ¿hoy en día esta obra en que medida es para ti una forma de relacionarte con este mundo?

CB: Estar al frente de un ordenador implica ya una forma de relacionarse, aunque sea de forma provisional, lo que se percibe delante de una pantalla de ordenador es una sensación de pérdida y vacío, al mismo tiempo que hay placer y disfrute, estamos hablando de situaciones cotidianas que parten de un profundo mundo introspectivo personal, sea de quien mira o de quien se expone. Hoy puedo decir que mi práctica artística se ha ido direccionando hacia una posición abierta respecto al otro, girando alrededor de conceptos tales como alteridad y apropiacionismo. Lo cual me ha llevado a indagar la forma de relacionarse o, más bien, las asociaciones entre presencia –visibilidad- y ausencia –invisibilidad.

Publicación completa